El reto inicial

El Reto

¿Se han fijado con la facilidad que los deportistas se colocan retos personales?….se levantan domingo tras domingo (los deportistas de domingo), pero hay otros más “fanáticos!” lo que se levantan de lunes a domingo (los deportistas más pro) a demostrarse que son capaces de cualquier cosa….es como si les hubiera quedado chica su vida…..al menos la laboral…..buscan en otras áreas….    Tal vez ¿áreas que les puedan ser más satisfactorias?, ¿áreas donde los desafíos puedan ser mayores que cumplir una meta de ventas?, ¿áreas donde la extenuación física te deje la mente en blanco y el ácido láctico te genere ganas de vomitar?

Wow!

En los años 80’s yo fui un gran atleta (aunque ahora no se note…). Entre los 7 y los 17 años entrené hora tras hora, incansable, inquiebrantable, estoico y tal vez, algo heroico. Pero a los 17 años comprendí que no tenía nada que hacer en el alto rendimiento. Todos los años de entrenamiento quedaban confinados a una competencia…. un sudamericano de atletismo en Lima Perú, en el cual representando a Chile, tenía la posibilidad de confrontar mis esfuerzos con los de otros “niños” de Sudamérica…..

Hasta el día de hoy le echo la culpa a factores externos…..en aquellos días el pollo con hormona no se conseguía con la facilidad de hoy, la soja en Chile no era transgénica…..conclusión, yo medía 1,85 mientras que mis contrincantes medían entre los 2 y los 2,10….unos bebés….

Esa fue mi gran desilusión con el alto rendimiento deportivo, con la competencia a alto nivel….pero lo que no comprendí en aquellos días es que la competencia más relevante no es con el del lado, ¡no! la competencia relevante es contigo mismo, con tu comodidad, con tu flojera, con tu zona de confort, con tus miedos y con tus sueños.

Pero más bien, no es una competencia, es un reto dado que mientras la competencia es sobrevivencia, el reto es desafío, por lo tanto, haciendo el cambio de palabra, el reto es contigo mismo, es por estar en un mejor lugar, en por una mejor posición, con mejor gente, con una mejor mente, con gente más cercana, con gente más amena, con gente más querida, con gente que te quiera, el reto es a salir, a salir a buscar fuera de la zona de confort, a mirar que hay en esa esquina en la que nunca has doblado, el reto es a entrar a esa tienda donde nunca te has atrevido, el reto es a pedir lo que jamás has pedido, el reto es  a ir más allá de lo que has ido, es dar más de lo que nunca has dado.

Las capacitaciones y entrenamientos como el que hoy tienen la posibilidad de disfrutar (o participar según la mirada que tengan) son la oportunidad de plantarse retos….retos en lo laboral….retos en lo personal, y por qué no, retos en lo espiritual. Finalmente, es plantearse retos, desafíos que nos hagan hoy ser un poquito mejores de lo que hemos sido en los últimos años….Los retos nos permiten sentir que los años no nos pasaron por encima, si no que los vivimos, que crecimos, que hicimos crecer a nuestros hijos, parejas, amigos, compañeros, que ayudamos a nuestros clientes.

Hoy les propongo un reto, el reto de que sean ustedes los que salgan, se muevan un metro hacían la derecha, la izquierda, atrás o adelante, da lo mismo, deben moverse, y que se miren y se proponga un desafío. Nuestro equipo de trabajo este miércoles 11 de octubre les propuso varios, está  en ustedes el autodesafiarse y tomarse de nuestros retos y probar, a veces a ciegas, a veces con incredulidad, pero siempre sabiendo que después del reto viene el crecimiento.

Nuestro reto está en sorprenderlos, en desafiarlos a levantar la mano lo más alto posible, a que den un esfuerzo más, sabiendo que finalmente, los grandes beneficiados del premio de este entrenamiento serán ustedes.

Recuerden el video salto alto, hace décadas los campeones tenían una técnica, cuando se dieron cuenta de que había otros métodos más óptimos, hicieron los cambios en la técnica y aumentaron el rendimiento. Los invito y los reto a hacer los cambios, a probar, a incorporar en el discurso las preguntas que revisamos, a entrar en modo vendedor para generar vínculo y sintonía con los clientes, a presentarse por el nombre, preguntar y usar el nombre de sus clientes.

Un abrazo y buena semana,

About The Author

Psicólogo, Magister en dirección estratégica de ventas de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Leave Comment